El Arizona que queremos no es el Arizona en el que vivimos.

Medium-billofRights_Goddard-166674.jpgHoy, oficialmente me he lanzado como candidato para Secretario de Estado de Arizona. Si me hubieras dicho hace un año que iba a lanzar una carrera política este año no te lo hubiera creído. Pero si hace un año me hubieras dicho que habría la clase de asalto a los derechos de votantes que se ha visto en Arizona, tampoco te lo hubiera creído.

Como oficial de la Marina de EE.UU., alcalde y Procurador General yo he dedicado la mayoría de los pasados cuarenta años al servicio público. Mi familia y yo estábamos viendo hacia adelante para iniciar un nuevo capítulo en nuestras vidas privadas. Pero, como muchos otros, yo he estado cada vez más preocupado sobre la salud de nuestra democracia en Arizona.

Yo he visto al estado que amo pasar por sus altibajos, auges y caídas. He visto escándalos y destituciones en los puestos más altos de nuestro gobierno estatal. He sido testigo de servidores públicos abusando de su poder y robándole a aquellos cuyos fueron elegidos para servir. Pero lo que estamos viendo hoy es nuevo y aterrador.

El Arizona que queremos no es el Arizona en el que vivimos. El aumento en el uso del blanqueo de dinero en la política de Arizona está silenciando las voces de ciudadanos. Proyectos de ley como HB 2305 amenazan derechos importantes de votaciones. Otros como el SB 1062 nos exponen al ridículo nacional. Estoy ejerciendo mi campaña para restaurar el Arizona innovador, inclusivo, y respetado a nivel nacional que ha sido por la mayoría de sus 102 años.

La oficina del Secretario de Estado es un buen lugar para empezar a restaurar Arizona. Las elecciones son la imagen que pintamos de nosotros mismos; el hecho de votar es la pintura que usamos. Sin embargo, demasiados votantes han perdido la confianza en nuestro sistema de elecciones y han dejado de participar.

L_Hand_007.jpgEl próximo Secretario de Estado de Arizona se enfrentara a dos cuestiones de sumamente importancia; la supresión de votantes y el blanqueo de dinero. Las elecciones son los componentes básicos de nuestra democracia. Como tal, no deben convertirse en un juego de suerte o pista de obstáculos. Las elecciones deben de ser escrupulosamente libres y justas. Cualquier otra manera no es digna para los ciudadanos de Arizona. Personalmente no veo ninguna excusa válida para ponerle requisitos adicionales a cualquier ciudadano de Arizona que legalmente está en su derecho de votar. Especialmente me refiero a los hombres y mujeres de uniforme que sirven a nuestro país en el extranjero. Ellos luchan por protegen nuestros derechos, y como veterano, yo rechazo tan despreciable procedimiento como el requisito de dos boletas, que les restringe su derecho a votar.

Como el oficial más alto encargado de elecciones de Arizona, el Secretario de Estado es responsable de hacerse cargo que el voto de cada ciudadano sea contado, asegurando que cada voz sea escuchada. Como el oficial encargado de registrar y controlar los grupos de presión, el Secretario de Estado es responsable de asegurar que los grupos de intereses especiales puedan ejercer su derecho a presentar sus casos sin tomar nuestras decisiones. Y como el oficial supervisando nuestro sistema de financiación de campañas, el Secretario de Estado es responsable de afirmar que nuestras elecciones no sigan la mayor apuesta.

Esos son los deberes del Secretario de Estado. Y con eso dicho, creo que ha llegado la hora que tengamos un Secretario de Estado que deveras los lleve acabo.

Nosotros podemos, y debemos de tener un sistema de elecciones accesible y seguro. Un sistema en el que todos aquellos con derecho a votar lo pueden hacer fácilmente sin indicio a sospechar que el sistema favorece a un interés especial. Nuestro complicado y burocrático presente sistema de votar puede ser modernizado sin falla de seguridad y con mejor accesibilidad para todos.

Yo quiero dejar perfectamente claro que la oficina del Secretario de Estado tiene el deber de estar por encima de la política partidista. El encargado de la oficina tendrá que ser escrupulosamente imparcial en la administración de las elecciones de nuestro estado. Así es como un día fue y como debe de ser de nuevo.

El próximo Secretario de Estado de Arizona debe de ponerle un alto a la práctica de abusar la oficina para fines partidistas. Yo renuncio inequívocamente a usar la posición de Secretario de Estado para apoyar un candidato partidista para presidente o cualquier otro puesto político. También renuncio instituir investigaciones farsantes como para el acta de nacimiento de un candidato para presidente, o para cualquier otro fin partidista.

La inundación de dinero anónimo en nuestro estado preverse nuestras elecciones y carcoma la confianza de los votantes en sus resultados. Yo tomare cualquier esfuerzo para ponerle un alto al blanqueo de dinero. La decisión de Citizens United de la corte Suprema de los EE.UU. ha puesto en marcha una diferencia profunda en cómo se financian las elecciones en este país. Hoy más que nunca, necesitamos la divulgación precisa y oportuna de las fuentes financieras de las carreras políticas para saber quiénes intentan influir nuestros votos.

L_Hand_004.jpgComo el principal agente de la ley del estado de Arizona por ocho años, yo investigué y enjuicié casos de lavado de dinero en diferentes formas. He enviado a lavadores de dinero a la cárcel e incautado millones de dólares en dinero lavado. El blanqueo de dinero es otra forma del lavado de dinero. Mi experiencia seria efectivamente utilizada por los ciudadanos de Arizona en el esfuerzo de enjuiciar los que tratan de esconder sus contribuciones políticas. Es mi motivo enfrentar a esta batalla con el mismo rigor y dedicación con el que investigue y enjuicie el lavado de dinero de parte de los carteles de droga.

Estoy emocionado de tomar este reto como Secretario de Estado de Arizona. Espero una campaña vigorosa que abra la discusión sobre cómo podemos mejor proteger los votadores de Arizona. Le pido a la gente de Arizona la oportunidad de ejercer mi energía y experiencia de más de cuarenta años en servicio público para asegurar que todo ciudadano de Arizona tenga la oportunidad de votar sin miedo, coerción, o duda de que su voto no cuente. Trabajando juntos podemos realizar el Arizona que queremos. Muchas gracias. 


Be the first to comment

Please check your e-mail for a link to activate your account.
(English)