Supresión hacía el Voto Independiente

Los Independientes son el grupo más grande de votantes en Arizona, pero se están suprimiendo sus votos por una legislatura, gobernadora y secretario de estado desesperados para mantener el statu quo. Por favor tome un momento para leer cómo y por qué esto está ocurriendo y lo que yo haré para asegurar que los Independientes disfruten de los mismos derechos y oportunidades como los Republicanos y los Demócratas.

Los votantes independientes en Arizona representan el 35% de los votantes registrados; 1.1 millón de buena gente. Ellos tienen una cantidad enorme de poder, si votan. Podrían moderar los extremos y poner a Arizona de nuevo en el camino a la excelencia.

He encontrado que la mayoría de las personas se está inscribiendo como Independientes para hacer la afirmación de que está harta de la cultura de ataque político con su dinero oscuro y quiere participar en cambiar nuestra política para mejorarla.

Pues, si los Independientes quieren cambiar todo, ¿por qué no votan?

La respuesta es: Porque se les ha hecho muy difícil para ellos. La Legislatura y la Gobernadora lo han hecho a propósito. Se llama supresión de votantes.

Nuestro sistema de votación debe empoderar a todos los votantes por igual, Republicanos Demócratas. Independientes y otros, pero el tratamiento de los Independientes al mejor ha sido mezquino, al peor malicioso y simplemente mal. Como Secretario de Estado, haré la votación más fácil y más accesible para todos que se inscriben para votar.

Aunque estamos legítimamente preocupados sobre la supresión de los votantes latinos y nativo americanos aquí en Arizona, hemos ignorado la amplia evidencia de una estrategia clara para prevenir a los Independientes de votar u ocupar un cargo.

Para los cargos estatales, los candidatos independientes se enfrentan a normas impuestas por el estado que son mucho más duras que las normas para los partidarios. Los Demócratas y Republicanos necesitan alrededor de 7,000 firmas; Independientes – 33,000. Los candidatos partidarios reciben una lista gratis de votantes; los Independientes tienen que pagar por esa.

Arizona trata a los votantes independientes como ciudadanos de segunda clase.

En 2013, el infame H.B. 2305, ahora revocado, fue particularmente perjudicial a los derechos de los Independientes y los miembros de terceros partidos. Por ejemplo, el número de firmas de peticiones requerido para los Libertarios para estar en la boleta electoral fue subido al 4,000%. Las Listas Permanentes de Votación Temprana se “limpiaran” en una manera que afectó desproporcionadamente a los Independientes.

Afortunadamente, 145,000 de nuestros conciudadanos estuvieron tan indignados por HB 2305 que prontamente firmaron peticiones para ponerlo en la próxima boleta electoral. En lugar de enfrentarse a los votantes, la Senadora Reagan rápidamente hizo que se revocara su propia medida. Pero, esa revocación se hizo sin ni un murmullo de arrepentimiento y el espíritu de la supresión de votantes independientes está muy vivo.

La política imprudente y extremista está perjudicando a nuestro estado – no es un secreto. Pero no tenemos que esperar una generación para cambiar la calidad de los candidatos que elegimos en Arizona. Ya tenemos una solución al extremismo y lo único que se necesita es abrir el proceso de votación para las personas que ya están registradas para votar y que ya han rechazado la política fea que está perjudicando a nuestro gran estado – los Independientes. Me comprometo a hacer los cambios sencillos a nuestro sistema, para que Arizona oiga a todos sus votantes en el futuro.


Be the first to comment

Please check your e-mail for a link to activate your account.
(English)